Este es el taller de Rodo Padilla, uno de los más reconocidos escultores-artesanos en cerámica de alta temperatura (stoneware). Algunas de sus piezas más reconocidas se realizan también en bronce.

Rodo Padilla es orgullosamente originario de Tlaquepaque, Jalisco, México y de haber trabajado y vivido toda su vida entre cerámica y artesanías en el taller de su padre, se graduó en Ingeniería Industrial de la Universidad de Guadalajara, hizo especializaciones en materiales y diseño cerámico, en Toki y en Nagoya, Japón, además de cursos de diseño en Buenos Aires, Argentina y en Faenza, Italia.

Realiza exposiciones individuales y colectivas desde 1992, en diferentes galerías de México y algunas de los Estados Unidos. Su obra se exhibe permanentemente en dos galerías propias en Tlaquepaque, en Pto Vallarta y en la Riviera Maya.

Ha sido reconocido con varios Premios en Diseño cerámico, destacándose los primeros lugares de los años 1992, 2000, 2003 y 2007 en el Premio Nacional de la Cerámica.

Merece mencionarse la realización de varias esculturas en cerámica y en bronce representando los derechos fundamentales de los niños, en el museo ‘’Trompo Mágico’’ de Guadalajara, Jalisco. Actualmente es el Presidente del Premio Nacional de la Cerámica y fue nombrado embajador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011. Entre sus últimas exposiciones se destacan la que presentó en 2012 en el Hospicio Cabañas nombrada “De los niños es el reino de los cielos”, y en 2014 en la Cámara de Comercio de Guadalajara la exposición “Un corazón de regreso”.

Cada modelada, cada vez que toco el barro,
trato de plasmar un sentimiento, una actitud
y un carácter.